Se ha conseguido abrir una oportunidad para que los trabajadores y trabajadoras incidan en la ley de educación

152

LAB observa con preocupación y sorpresa que algunos sindicatos no quieran aprovechar esta oportunidad

Los trabajadores y trabajadoras son imprescindibles para impulsar las transformaciones profundas que necesita el Sistema Educativo. Desde el momento en que se abrió el debate de la Ley de Educación en la CAV, LAB ha dicho claramente que en su inicio este proceso ha tenido dos grandes lagunas. Por un lado, no ha habido ningún espacio para impulsar el debate y los consensos con los sindicatos que forman parte de la comunidad educativa, y entienden que no basta con ceñirse a los consensos que se puedan alcanzar en el ámbito político. Por otra parte, no se recogía nada sobre la mejora de las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores.

De una manera u otra, todos los sindicatos se han sumado a estas ideas. Cabe recordar que han venido reivindicando que la Ley de Educación debe construirse con las trabajadoras y los trabajadores.

LAB es el sindicato mayoritario en educación pública e Ikastolas. Han insistido en la necesidad de una Mesa Sindical para lograr consensos básicos sobre las condiciones laborales del personal educativo y poder hacer aportaciones para mejorar la Ley de Educación. Los temas laborales tratados en la Mesa Sindical, junto con reivindicaciones más concretas en cada ámbito de negociación, deberían desarrollarse a partir de ahora en las mesas sectoriales, ya que dicha mesa sindical no sustituirá a ninguna mesa negociadora.

Esa mesa es un foro entre Educación y sindicatos. Nada que ver, con el Consejo Asesor recogido en la Ley, y que LAB no ve con buenos ojos. Tampoco comparten hablar de empleados y empleadas públicas con las patronales concertadas o de trabajadores y trabajadoras de la red concertada con las direcciones de Kristau Eskola e Ikastolas a la vez.

La huelga y las movilizaciones han obligado a mover ficha al Departamento de Educación, que ha tenido que convocar una Mesa Sindical. Se ha creado un espacio de debate para que los sindicatos puedan hacer aportaciones y llegar a acuerdos, la mesa intersindical que hasta ahora no existía y que ha abierto una vía para los próximos años para que todo el personal educativo pueda incidir en las condiciones laborales, tanto público, como de ikastolas y centros de iniciativa social o subcontratados. Una vía para poder abordar la posibilidad de conseguir mejores condiciones laborales en cada mesa negociadora. Se ha conseguido abrir la posibilidad de construir la Ley de Educación con los y las trabajadoras. Sin duda alguna, las huelgas y movilizaciones realizadas han sido claves para ello. Por ello, LAB observa con preocupación y sorpresa que algunos sindicatos no quieran aprovechar esta oportunidad.