Nos movilizamos para denunciar que el Departamento de Educación de la CAV no cubre todas las sustituciones de personal no docente

185

El sindicato LAB ha llamado hoy a movilizarse a la comunidad educativa en las escuelas públicas de la CAV bajo el lema “Para garantizar las clases presenciales cubrir las sustituciones ya”, para reivindicar que los colectivos invisibles son imprescindibles y denunciar la falta de sustituciones.

Aunque el Departamento de Educación firmó en 2018 con el sindicato LAB, en todos los colectivos , que se tienen que  cubrir todas las  sustituciones desde el primer día, incumple esta medida. Es un problema estructural que ha aflorado durante la pandemia, y este curso la situación se ha vuelto insostenible. En los colectivos de personal de cocina y limpieza de las escuelas públicas, educación infantil y personal de gestión del Consorcio Haurreskolak y en los de Educación Especial, son decenas las sustituciones que actualmente no se cubren. Desde el sindicato LAB denunciamos que el alumnado más vulnerables de la escuela pública y sus familias no están recibiendo de manera adecuada la atención que necesitan.

Aunque desde el principio de la pandemia el personal de limpieza fue catalogado como personal esencial, hoy por hoy no se están cubriendo sus sustituciones. La carga de trabajo que hay cae sobre quienes están trabajando, que, además, limpian zonas que  no les corresponden por sus características y responsabilidades.

Cuando hay falta personal de cocina se dan situaciones similares y esto repercute en la calidad del servicio. La falta de personal ha hecho que muchos días seguidos se den menús de salvamento  al alumnado, que constan de un plato único o de cocido.

En el Consorcio Haurreskolak, cuando se solicitan sustituciones la respuesta es que se ha analizado la situación del centro y, en consecuencia, no se cubrirá la sustitución, o que no entrarán en vigor por el momento las contrataciones previstas por el incremento de matrículas. En algunos casos, para poder cumplir con el horario de la haurreskola y el del personal no sustituido, se propone que las trabajadoras y trabajadores realicen horas extras. Aunque no sea cierta, la excusa puesta por el Consorcio es que en las listas de sustituciones no hay personas disponibles.

En el caso de la educación especial, la falta de sustituciones en el colectivo de Especialistas de Apoyo Educativo empeora día a día la situación en las escuelas. La carga de trabajo para las educadores y educadoras presentes está aumentando enormemente y no pueden sacar adelante su trabajo con normalidad. Como consecuencia, se está poniendo en riesgo la calidad del trabajo y la tan importante inclusión. La falta de intérpretes de Lenguaje de Signos y la no sustitución de Terapeutas Ocupacionales y Fisioterapeutas también están siendo evidentes. Debido a la situación en este último colectivo, se ha llegado al punto de convocar la apertura de listas de personal sin perfil lingüístico, vulnerando el derecho lingüístico del alumnado.

El Departamento de Educación, por un lado, no ha previsto la situación y, por otro, aún no ha puesto en marcha en estos colectivos el programa informático para la cobertura de sustituciones que utiliza con el personal docente. En consecuencia, el personal de las delegaciones de Educación y de gestión del Consorcio Haurreskolak está desesperado ante la notable falta de medios para hacer bien su trabajo.

El Gobierno debe resolver la situación actual y destinar más dinero a Educación. Para garantizar las clases presenciales en un  sistema educativo vasco de calidad, se deben poner todos los recursos necesarios en todos los colectivos de trabajadores y trabajadoras de Educación  ¡Para que la inclusión, el cuidado, la educación, la conciliación… no se queden en bonitas palabras en el papel!