Denunciamos que el Departamento de Educación de la CAV abre la puerta a la privatización de puestos de trabajo estructurales del personal laboral de limpieza

327

Hoy han llevado a cabo una concentración ante la Delegación del Gobierno Vasco en Bilbao para rechazar la privatización en la contratación de personal de cocina y limpieza del Departamento de Educación de la CAV y exigir la negociación para que los puestos de trabajo de carácter estructural se ocupen con personal laboral fijo.
Desde la reforma laboral no se pueden celebrar los contratos de obra y servicio que eran eventuales y los contratos por circunstancias de la producción se pueden prorrogar como mucho durante 6 meses, salvo acuerdo con la parte social. “Así las cosas, el Departamento de Educación nos trajo a las mesas de negociación de la semana pasada una propuesta de acuerdo cerrada sobre la duración del contrato por circunstancias de la producción en cocina y limpieza, así como en el colectivo de personal de educación especial con la intención de prorrogar la contratación eventual para la realización de trabajos estructurales que son previsibles y no excepcionales. De hecho, nos propusieron modificar los artículos de los convenios laborales que regulan este tipo de contrataciones en estos dos colectivos, incluyendo la contratación por circunstancias de la producción con una duración máxima de 10 meses, siempre que la fecha de fin de contrato sea el 30 de junio, por lo tanto serían puestos de trabajo para todo el curso escolar”, explica LAB.
Desde LAB denuncianque a principio de curso hicieron estos contratos sin negociar la duración y que, de no haber acuerdo de la mayoría sindical, se limitaban a 6 meses. LAB no ha firmado el acuerdo porque con ello no se reduce la contratación temporal. A pesar de que UGT y CCOO firmaron lo propuesto, el acuerdo no ha entrado en vigor por no haber alcanzado la mayoría sindical necesaria. Además, en opinión de LAB, estos contratos son estructurales, porque la matriculación, el número de comensales o los metros que hay que limpiar son situaciones previsibles, no motivadas por circunstancias inesperadas.
En este contexto, anteayer finalizó el contrato de la primera trabajadora de limpieza, al cumplirse el plazo de seis meses, y, a partir de ahora, por el momento, su trabajo lo realizará una subcontrata, con lo que ha quedado en evidencia el fraude, así como la necesidad estructural de este puesto -que debería ser ocupado por personal laboral fijo- y se ha demostrado que se pueden ofertar más plazas en la OPE.
Por todo ello, la semana pasada trasladaron a la Administración su disposición a negociar la duración de estos contratos, y se reafirman en su oferta. Asimismo, LAB dice apostar por acabar con la privatización, y subraya que seguirán trabajando para que se lleve a cabo la publicación de los servicios.
“Ante las propuestas cerradas, sin embargo, sólo nos queda la movilización y/o la vía judicial”, apuntan.